6ª CAMINATA DE QUITO A COCA 2012

“Arriesgar la vida por el Evangelio”


Crónica 5ª: El Chaco – Río Malo (San Carlos)

Con la gracia de Dios; la etapa Chaco-Rio Malo se desarrolló de la siguiente manera:

altDespués de haber experimentado una generosa y buena estadía con las familias de El Chaco; de madrugada a las 5:45 los caminantes nos reunimos nuevamente para dirigirnos hacia Río Malo (38 Km). Siendo las 6:00 recibimos la bendición del padre Luis, párroco de El Chaco. Con esta gracia salimos en marcha gritando y cantando consignas que despertaban nuestros sentidos, para sintonizar con la obra creadora de Dios.

Saliendo de este sector, las hermanas Terciaras Capuchinas de la Sagrada Familia nos enriquecieron con la oración que ellas dirigieron. Para ese momento, todos los caminantes nos predisponíamos para entrar con Dios y Alejandro e Inés en el camino; a pesar de nuestro cansancio, sentíamos a Dios  en nuestro nuevo itinerario de marcha, que se hacía parte de nuestra vida.

Al terminar la oración todos sentíamos el cansancio y la dificultad del camino.

Luego de unos kilómetros recorridos nos encontramos con el proyecto Hidroeléctrico Coca-Codo-Sinclair, que en el futuro beneficiará al país, pero por otro lado causará mucha destrucción de la misma.

De cierta manera este trayecto resultó bastante fuerte, debido a la irregularidad del camino, unos kilómetros con unas subidas bastante pronunciadas y por otro lado bajadas con demasiada caída, añadido a esto además el caluroso sol que nos acompañó casi todo la jornada. Pese a eso nuestro espíritu se animaba y se fortalecía por la contemplación de la naturaleza y el silencio en las últimas horas del camino.

Después de ocho horas y media de camino llegamos a Río Malo, aproximadamente a las 14:30. Realmente la etapa fue dura, pues todos estábamos adolorido y agobiados, pero con el espíritu en alto por haber culminado.

Al poco de llegar almorzamos para recobrar fuerzas y luego tomamos un refrescante baño en el río. A las 17:00 participamos de la de la santa Eucaristía, en donde los caminantes pudimos alegrarnos ya que hubo también un bautizo. Fue una tarde de mucha riqueza espiritual.

Antes de la merienda evaluamos el día vivido; fue un momento de mucha emotividad que alimentaron al grupo. Al haber finalizado una jornada más de los caminantes, descansamos acompañados de la lluvia. Dios sea bendito por tantas gracias recibidas en este día, siga bendiciendo esta obra de conversión en los caminantes y podamos comprender lo que Dios quiere de nosotros.

Jimmy Paredes (Seminarista del Vicariato Apostólico de Aguarico)

Ver fotos


VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012