7ª Etapa

15 de julio

De Reventador a Lumbaqui

altEn este nuevo día que el Señor con mucho amor nos concede, nos hemos levantado a las 5:00 de la mañana para empezar esta nueva jornada con mucha alegría y dinamismo. Mientras nos preparamos, íbamos compartiendo y disfrutando de esta nueva oportunidad.                       

A las 5:30 empezamos a desayunar lo que, muy generosamente, la comunidad del Reventador nos brindó.

A las 6:00 salimos de la comunidad para dirigimos hacia nuestro nuevo destino que era Lumbaqui. Agradecemos la acogida del día anterior, y continuamos  nuestro caminar gritando las consignas con muchas ganas y deseo de seguir. 

Nuestros hermanos novicios capuchinos nos animaron con la oración, agradeciendo a Dios por todos los beneficios recibidos que, con mucho amor, él nos da; también tuvimos presente a nuestra hermana iglesia de Sucumbíos.

Fuimos interiorizando el evangelio en cada una de nuestras vidas, cómo el Señor va hablando a cada uno a través de las cosas pequeñas: la creación, el don maravilloso de la fraternidad, el don de la vida, el animarse uno al otro, el sonreír, el conversar, nos van acercando a este Dios que nos salva y nos ama.

En una parte del camino pudimos contemplar las consignas escritas en la tubería del SOTE, donde se recalcaba el caso Texaco – Chevron. Además en un sector estaban limpiando el derrame que se ocasionó debido al volcamiento de un tanquero que transportaba derivado de petróleo, ocasionando la contaminación del camino.

Algo que quiero resaltar es la generosidad de la gente en las comunidades al compartir lo poco que tenían, y nos animaban a continuar y a no desfallecer; en ellos se pudo ver muy reflejado el Amor de Dios especialmente en los detalles que son muy significativos. Uno de los lugares donde paramos es San Francisco, donde nos brindaron un refrigerio; este momento fue muy grato, porque hace unos años atrás nos encontramos con Martha, una joven que se encontraba en la última etapa de cáncer y la acompañamos con nuestra oración.

Fue un tramo no muy duro, sin embargo, hubo desgaste físico como todos los días. El clima nos acompañó, no hizo sol ni lluvia, y nos dio una ventaja para seguir con buen ritmo. Llegamos a Lumbaqui a las 12:45 contentos por un día más de caminata, por un logro más…

Llegados a la capilla de Lumbaqui, tuvimos un momento de oración para agradecerle a Dios por la experiencia de este día. Las personas nos recibieron con alegría y nos brindaron un delicioso almuerzo, con el que pudimos recuperar fuerzas; después nos ubicaron para descansar.

Terminamos el día con la eucaristía presidida por el Padre Francisco, párroco de Sevilla y con la evaluación que recogió la experiencia personal y fraterna del día.

Jonathan Chávez, aspirante Capuchino

VER FOTOS

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012