Caminata 2015

A evangelizar con alegría, paz, justicia y vida en la Amazonía

 

Hoy, al igual que ayer, nos despertamos a las 5:00 para las 5:30 estar desayunando y a las 6:00 estuvimos listos para continuar esta aventura, Caminata. Mientras salíamos de Sevilla las consigas eran de agradecimiento a este pueblo que generosamente nos acogió.

En esta mañana soleada se integró el grupo juvenil de Sevilla, junto con el postulante monfortiano Diego. EL Hno. Darwin Orozco, encargado de la oración, nos invitó a interiorizar en el  Evangelio del día de hoy, junto con cantos y oraciones de alabanzas al Creador Dios de la vida.

El primer refrigerio lo recibimos en la comunidad de Jambelí y, a lo largo del camino, la generosidad de las personas no se hizo esperar; personas que cada año están pendientes de la Caminata y de nuestra llegada a sus comunidades. Definitivamente Dios es grande y su misericordia infinita.

Durante todo el trayecto pudimos evidenciar tubos grades por donde se dirige el petróleo a sus diferentes reservas; al ver esto podemos constatar  cómo el hombre es cada vez menos responsable en el cuidado de la creación y, a la vez, es cuestionante para cada uno de nosotros ya que como dice el Papa Francisco estamos llamados a cuidar y custodiar nuestra casa común, y todos debemos ser responsables.

Antes de llegar a Lago Agrio se nos propuso escuchar y reflexionar un texto de  la encíclica “Laudato si”: “Se producen cientos de millones de toneladas de residuos cada año. La tierra nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”.

Llegamos a las 12:30 al Seminario la “Encarnación” de Lago Agrio, Sucumbíos. Después de unos minutos de descanso se bendijeron los alimentos que tan generosamente nos han  preparados los hermanos y hermanas.

En la tarde pudimos descansar y  las 17:00 tuvimos la evaluación y sugerencias para el próximo día.

A las 19:00 participamos de la Santa Eucaristía en la Catedral, para dar Gracias a Dios por este grandioso día, el sacerdote nos invitaba a caminar con pasión, a caminar con valentía y  por amor, como lo hicieron Alejandro e Inés. Terminada la Eucaristía nos trasladamos a las casas  de familias que nos acogieron, para pasar la noche y compartir con ellas nuestra experiencia de vida.

Miguel Peñafiel

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012