8ª Etapa: 16 julio

Lumbaqui a Sevilla

 

La jornada comenzó desde muy temprano, como todos los días. Fue un lindo amanecer, fresco y con un cielo despejado. Desayunamos a las cinco y media de la madrugada y a las seis partimos hacia Sevilla. Algunos moradores de Lumbaqui se nos unieron haciéndose parte de nuestra peregrinación. Al inicio y en distintos momentos levantamos la voz para decir en fraternidad: “la selva no se vende, se ama y se defiende” y la invitación “caminemos, caminemos, que al Coca llegaremos, para defender la vida, pacha mama de mi amor”, así como nuestro apoyo a los pueblos originarios cuando gritamos con fuerza: “tres solidaridad con los pueblos Tagaeri, Taromenani” así nos sentimos respaldados por las luchas de Alejandro e Inés. Alejandro dice en la Crónica Huaorani: “Queremos convivir amistosamente con ellos,… Sólo queremos vivir un capítulo de la vida huaorani, bajo la mirada de un Ser creador que nos ha hecho hermanos”.

La oración se centra en el evangelio del día Mt 12, 14-21 y la dinámica es escuchar, meditar y comentar, dejando interpelar nuestras actitudes de camino y de vida. Más adelante rezamos el rosario y enseguida fuimos recibidos por la comunidad del cantón Cascales quienes nos brindaron un refrigerio y una danza folclórica a cargo de los jóvenes. Allí Txarli nos dio un mensaje a todos, aquí unas palabras: “tomemos conciencia de lo que le está pasando a la Amazonia, todavía estamos a tiempo de salvarla, cambiemos nuestro estilo de vida, estamos a tiempo, despertemos. Caminar es una manera de sentir el cambio de vida y de mentalidad, para fomentar el bien común y de las futuras generaciones. Los tagaeris están en peligro de muerte, el parque Yasuní ya se está explotando, no se respeta la constitución. ¡La vida vale más que el petróleo y que el oro!”.

Fue un día de mucho sol, sin embargo, el ánimo se mantuvo y todos seguimos el mismo ritmo. Más adelante, la comunidad de San Miguel nos recibió, como todos los años, con otro refrigerio y una señora nos dedicó un poema. Vale recalcar que a lo largo del camino nos regalaron algunos botellones con agua, jugo de maracuyá, galletas y otros alimentos.

Llegamos a Sevilla a las doce y diez del mediodía. Fuimos recibidos por el padre Carlos, misionero montfortiano y por la comunidad. Nos hospedamos en las instalaciones de la escuela “Ciudad de Babahoyo” y almorzamos a la una de la tarde. La misa de fiesta en honor de Nuestra Señora del Carmen fue a las cuatro de la tarde presidida por el padre Manuel Mahani, misionero montfortiano y nuestro hermano Saúl Cadena que acompañó ejerciendo su diaconado. Dentro de la misa, el celebrante llamó a algunos caminantes para dar su testimonio de la Caminata; participaron los hermanos Ángel Cuenca y Txarli Azcona que resaltaron el cuidado de la naturaleza, cómo Dios se manifiesta a través de la creación y los objetivos de la Caminata. Después de la misa, participamos de la comida comunitaria de Sevilla en honor de la Virgen del Carmen. Terminamos el día con la evaluación y los avisos para el día siguiente.

El día domingo 17 nuestro camino es a Lago Agrio, nos proponemos asumir las actitudes de Jesús para crear más fraternidad.

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012