11ª Etapa: 19 julio

El Eno a Sachas

 

Desde El Eno hacia Joya de los Sachas, más de 100 voces se unen con fuerza para decir que “Los Tagaeri y Taromenane existen y quieren vivir”, que “La selva no se vende, se ama y se defiende” y que motivados por la vida y el testimonio de nuestros mártires vamos “Con Alejandro e Inés… a defender la vida”.

Al pasar por las comunidades, se van integrando peregrinos que se sienten identificados con la iglesia defensora de la vida de los pueblos originarios y de la Amazonía nuestro OIKOS. Y con la consigna “Vea, Vea, vea… que cosa más bonita, la iglesia organizada en defensa de la vida…” la marcha continua orando, cantando, reflexionando y dando testimonio del caminar misionero para ir allí donde la vida clama.

Es que esta bella Amazonía, en la cual Alejandro cantaba “la selva es tu mansión”, nos muestra la belleza de sus cascadas, ríos, biodiversidad y también las heridas del extractivismo petrolero, minero y maderero. Como hemos escuchado en los audios de la REPAM sobre la encíclica “Laudato Si”, el Papa Francisco nos invita a repensar nuestra vida y nuestra relación con la hermana naturaleza, ya que somos parte de ella y Dios nos ha confiado ser custodios de nuestra única casa común.

Como han dicho hoy en la Eucaristía Alfredo y Carlos, los hermanos de la comunidad de Sachas que han hecho este año la Caminata, solo este compromiso y amor por la vida y este encuentro con el Dios de la vida que se muestra en su creación, hacen que el cansancio y el dolor no detengan los pasos de los peregrinos. El gran amor por la hermana ecología durante estos diez años consecutivos de Caminata, ha ido sembrando expresiones de solidaridad y organización en las diversas provincias y países de donde proviene cada peregrino, generando compromisos de unidad y acción que fortalece las luchas y resistencias de los defensores y mártires de los pueblos.

Antes de la última jornada, que tendrá 39 km, en la tarde los peregrinos nos hemos acercado al sacramento de la reconciliación preparándonos para recibir la gracia de la misericordia en la tumba de nuestros mártires.

El descanso en la noche es urgente y se recibe como una bendición para recuperar las fuerzas y disponerse a vivir la última etapa de esta Caminata que es el inicio de un año de realización de compromisos cotidianos, en los cuales se muestre el proceso de conversión que Dios nos ha permitido experimentar en esta Caminata.

Paz y Bien!

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012