12ª Etapa: 20 julio

Sachas a Coca

 

Hoy, 20 de julio, a las cinco de la mañana salimos de Sacha. Iniciamos la última etapa de esta aventura muchos peregrinos, que con pie firme y motivaciones fuertes pretendíamos llegar a las tumbas de Alejandro e Inés.

Invocamos al Espíritu Santo y luego la intercesión de la Virgen María, quienes fortalecieron nuestro espíritu y nos dieron ánimo para caminar con espíritu libre y contemplativo.

Es doloroso ver la ofensa ambiental y la destrucción de la selva, así como también la indiferencia de muchos ante el grito de la tierra y el grito de los empobrecidos, enfermos, desempleados... Necesitamos fomentar conciencia de vivir de una manera diferente y por eso levantamos con fuerza nuestra voces para decir: derrames de petróleo, nunca más; tala indiscriminada de la madera, nunca más; muerte de los pueblos indígenas, nunca más; contaminación de la tierra, de los ríos y del aire, nunca más!  A esta denuncia se unen niños, ancianos y jóvenes, así como nuestro hermano Mauro Jhöri, Ministro General de la Orden Capuchina y el hermano Hugo Mejía, Consejero General de la Orden.

Alejandro e Inés descubrieron a Dios mismo en las minorías y, como Jesús, decidieron apostar por los excluidos. En uno de sus textos dice: “Nuestra tarea fundamental y prioritaria es descubrir las semillas del Verbo, en las costumbres, cultura y acción del Pueblo Huaorani; vivir las verdades que florecen en este pueblo y le hacen digno de la vida eterna”.

Ellos tenían clara su misión y hoy nos preguntan a los caminantes cuál es nuestro compromiso. Recordaba, haciendo la crónica, cada uno de los testimonios dados en los lugares que llegábamos: creo que finalizando esta Caminata, ahora que regresamos a nuestros hogares y lugares cotidianos, es momento de hacer vida esas palabras que ardían en nuestro corazón y que sirvieron de ánimo en el camino.

Alejandro e Inés nos dicen que la misión sirve para comunicar vida: “La vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad. De hecho, los que más disfrutan de la vida son los que dejan la seguridad de la orilla y se apasionan por comunicar vida a los demás”. Ese fue el objetivo: “caminamos con misericordia para defender la vida”, desde un pequeño gesto, un camino con dificultades y con posturas diferentes, pero que buscan dar vida y voz a aquéllos que no lo tienen, que nuestra voz nunca se calle y que podamos en realidad ser un pequeño ruido, que no encaja en medio del estruendo que nos presenta hoy la sociedad.

Hacia la una de la tarde llegamos a la catedral. Muchas personas nos esperaban a nuestra llegada como signo de esperanza y sentido de agradecimiento por levantar nuestra voz por los huaorani, tagaeri, taromenani, pueblos indefensos.

Ahora junto a las tumbas decimos con más fuerza: “con Alejandro e Inés a Defender la vida!”

 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012