HOMILIA EN EL INICIO DE LA CAMINATA

CON “ALEJANDRO E INES” 2016

 

Un año más que nos encontramos para dar inicio a esta larga caminata, con nuestros hermanos mártires Alejandro Labaka e Inés Arango que entregaron su vida por amor a los pueblos indígenas de la Amazonia Huaorani y Taromenani,  amenazados de extinción por la irresponsable y ambiciosa destrucción de la selva amazónica por manos de Petroleros y madereros que van destruyendo la selva, que es el hábitat, que es la casa de estos pueblos ancestrales que siempre la han preservado.

Monseñor Jesús Esteban Sádaba, en una reciente nota nos dice: Como Iglesia de Aguarico yo pienso que vamos a tener que recoger enseñanzas este año, porque son ya 29 años celebrando un acontecimiento supone el que vaya naciendo una tradición eclesial

Es importante que tengamos en cuenta “el video del Papa en este mes de  julio sobre la intención de oración , quien durante este mes nos pide orar  ''Para que sean respetados los pueblos indígenas amenazados en su identidad y hasta en su misma existencia”

De ahí que como nos vuelve a decir Monseñor Jesús Esteban: “tendremos que volver a mirar a Alejandro e Inés, a los pueblos indígenas, a nuestra iglesia misionera”.

El Papa Francisco nos pide a todos los creyentes del mundo, en su carta sobre la Misericordia, que cada uno de nosotros a nivel personal, peregrinemos a algún lugar, como signo de recibir y dar la misericordia. Que esta Caminata sea uno de los grandes signos de peregrinar hacia Dios, hacia los hermanos y hacia nuestro propio interior.

Nos dice el Papa Francisco: “La peregrinación es un signo peculiar en el Año Santo de la Misericordia, porque es imagen del camino que cada persona realiza en su existencia. La vida es una peregrinación y el ser humano es viator, un peregrino que recorre su camino hasta alcanzar la meta anhelada. También para llegar a la Puerta Santa en Roma y en cualquier otro lugar, cada uno deberá realizar, de acuerdo con las propias fuerzas, una peregrinación. Esto será un signo del hecho que también la misericordia es una meta por alcanzar y que requiere compromiso y sacrificio. La peregrinación, entonces, sea estímulo para la conversión: atravesando la Puerta Santa nos dejaremos abrazar por la misericordia de Dios y nos comprometeremos a ser misericordiosos con los demás como el Padre lo es con nosotros.

El Señor Jesús indica las etapas de la peregrinación mediante la cual es posible alcanzar esta meta: « No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará: (Lc 6,37-38). Dice, ante todo, no juzgar y no condenar. Si no se quiere incurrir en el juicio de Dios, nadie puede convertirse en el juez del propio hermano. Los hombres ciertamente con sus juicios se detienen en la superficie, mientras el Padre mira el interior”

Así que hermanos caminantes, que con Alejandro e Inés podamos peregrinar recibiendo y llevando la Misericordia del Señor.

Adalberto Jiménez

 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012