10 julio: De Pifo a Papallacta

 

 

Presentamos la crónica Pifo – Papallacta del día diez de julio, y agradecemos a todos los amigos de Alejandro e Inés, que nos acompañan a la distancia

Hoy comenzamos muy temprano el segundo día de la Caminata. Los peregrinos nos hospedamos en diferentes casas, en las que pudimos compartir bellos momentos con las familias de Pifo y gozar de su hospitalidad. Iniciamos nuestro camino a las 6 de la mañana. Agradecimos la buena hospitalidad de la gente de Pifo, y comenzamos las oraciones y cánticos que caracterizan nuestro caminar.

A poco tiempo de empezar la segunda etapa Pifo – Papallacta, nos percatamos de la majestuosidad del paisaje. Mientras amanecía tuvimos la suerte de despedir la luna mientras el hermano sol se presentaba con todo su resplandor. Éste nos acompañó durante la mayor parte del día disfrutando uno de los mejores climas que hemos tenido a lo largo de nuestros 11 años de caminata.

El andar por el páramo nos permitió apreciar el esplendor de la naturaleza que nos rodea. A nuestra salida de Pifo pudimos ver gran parte de las cumbres, algunas nevadas, que rodean el sur de Quito como el El Cotopaxi, El Antisana, y Los Ilinizas, entre otros.

Los peregrinos somos conscientes de la llamada de Alejandro e Inés, a cuidar y proteger la naturaleza así como lo hacen “los pueblos indígenas del continente” (cf. DA 471). El continente posee una de las mayores biodiversidades del planeta y una rica socio diversidad representada por sus pueblos y culturas. Los amigos de Alejandro e Inés sentimos el desafío de movilizamos aprisa para garantizar un territorio a los pueblos indígenas; vivir la paz, defender la vida, y luchar junto a ellos.

Poco a poco avanzamos con pie firme y fraterno por los diferentes caminos apreciando el verdor de la belleza de la flora. Los caminantes nos animamos con distintos cánticos y consignas: “Cómo no voy a cantar, si tengo todo para cantar, si tengo lluvia, si tengo sol, si tengo selva, si tengo amor”. A pesar de la dureza del trayecto nos esforzamos para mantener el grupo unido a bases de solidaridad con los que experimentaron mayor dolor y cansancio del cuerpo.

Esta experiencia de fe nos está ayudando en nuestros procesos de discernimiento y crecimiento personal, y también nos invita a tener el espíritu profético, misionero y martirial de Alejandro e Inés, que decidieron “arriesgar la vida por el evangelio”.

Los 37 caminantes llegamos cansados pero con mucha satisfacción por haber completado con éxito esta segunda etapa. Pudimos disfrutar de los alimentos y aguas termales que nos ofrecieron las buenas gentes de Papallacta.

Después de la Eucaristía presidida por el párroco P. Oscar Arboleda, compartimos momentos de reflexión y evaluación del día, para concluir el día con una sopa caliente. El día de mañana, la caminata será de 38 Km desde Papallacta hasta Baeza.

Alejandro e Inés

Misioenros de la paz para defender la vida

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012