16 julio: De Lumbaqui a Sevilla

 

Hermanas y hermanos, Paz y bien.

Los 26 caminantes, hicimos la etapa desde Lumbaqui a Sevilla. Se integra Sandra, hermana de la OFS de Pifo. En este día domingo gozamos de varios momentos de meditación y oración, deseando tener el espíritu de Jesús resucitado. Entre cánticos y alabanzas bendecimos a Dios en su creación, en ese momento de manera especial por la hermana lluvia que nos acompaña en las primeras horas. Rezamos con devoción el rosario la Virgen del Carmen, orando de manera especial por la Iglesia de Sucumbíos; por las realidades que gritan justicia y por los pueblos y países en violencia que claman por la paz.

Los fieles de Cascales nos ofrecieron un refrigerio y allí se unió el grupo de jóvenes del lugar. También nos brindaron el almuerzo que lo disfrutamos a medio día, a nuestra llegada a Sevilla. La catequista de San Miguel, al igual que en anteriores años, dirige un mensaje de ánimo y nos brinda colada con galletas.

En Sevilla nos unimos a la fiesta por la Virgen del Carmen; hay primeras comuniones. El P. Carlos que preside la celebración eucarística, en más de un momento, dirigiéndose a los caminantes dice: “son una luz que muestran el horizonte; ellos nos mueven la conciencia e invitan a revisar la vida personal y comunitaria, a dejar la indiferencia para comprometerse en favor de la vida”. Inmediatamente de la eucaristía la fiesta continúa, la banda de música, danza, programa cultural y refrigerio crean un ambiente familiar entre los sevillanos. Los caminantes compartimos con ellos y algunos hermanos venden boletos.

A las 18:00 hacemos la evaluación de la caminata en la que destacamos signos de fraternidad, mejor el ritmo, acogida y solidaridad con los jóvenes que se integran en el camino. Vamos creciendo en conciencia de que somos parte de la creación de Dios y que todo nos habla de Él: la lluvia, el agua, el sol, las flores, canto de los pájaros. Uno de los caminantes, que nos da ejemplo de servicio y gestos de solidaridad todos los días, nos habló de que el agua no sólo sirve de limpieza sino también es signo de purificación y transformación interior.

Con ocasión de la Fiesta de la Virgen del Carmen, por la noche, el pueblo también festeja con música, baile, cuetes y luces artificiales, algunos de los peregrinos disfrutan un momento en este festejo, mientras otros intentan conciliar el sueño y reponer fuerzas para el siguiente día caminar 31 Km. de Sevilla a Lago Agrio.

¡Un abrazo a todos!

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012