17 julio: De Sevilla a Lago Agrio

 

 

Hermanas y hermanos que nos acompañan desde la distancia en nuestro caminar, reciban un saludo de paz en defensa de la vida!

A las 05:30 iniciamos nuestro camino 25 peregrinos, bajo la hermana lluvia que nos acompañó todo el recorrido desde Sevilla a Lago Agrio (31 Km.).

La oración de la mañana inició con el canto: “Hermoso espíritu de Cristo llega ya…”. Rezamos el rosario y a continuación se realizó la oración al Buen Pastor, dándole gracias por su protección.

Hacia las 07:30, desde Guayaquil, llegaron 20 jóvenes pertenecientes al colegio Guillermo Rohde, acompañados por Juan Jima, hermano capuchino, y Pedro Vera, profesor, presencia que animó y fortaleció el grupo de caminantes.

La generosidad de Dios se hace visible en el agua, en la gente que nos ofrece refrigerios y hasta en una perrita que nos guía y cuida en el transcurso del camino hasta llegar a Florencia.

Mientras caminábamos, hacia las 08:00, nuestros hermanos Txarli Azcona y Darwin Orozco ofrecieron una entrevista en vivo a la Radio Sucumbíos. Comentaron el trayecto de la peregrinación Quito – Coca y los objetivos de la misma: “conversión personal, anuncio de Dios vivo y denuncia de los signos de muerte. Rechazan fuertemente: la tala de madera, la caza ilegal, la contaminación por causa de la extracción de petróleo en el Parque Yasuní”. La entrevista continuará en la tarde, donde los dos hermanos indican las razones y la agenda de celebración de los 30 años de resurrección de Alejandro e Inés y finalmente hacen la invitación a sumarse a esta iniciativa de paz.

Decimos muchas consignas y cantos con los que anunciamos la presencia de Dios vivo en nuestro mundo, así como: “Jesucristo”; “Vamos a arriesgar la vida por el evangelio”; “¡Cristo vive, anúncialo!”; “Paz y bien para la población”. También expresamos otras consignas con las que denunciamos la destrucción, la muerte, tala de árboles, la violación a los derechos humanos de trabajadores y pueblos indígenas, la contaminación del aire, del agua y de la tierra, y por todo ello gritamos: “¡Nunca más!”; “la selva no se vende, se ama y se defiende”; “Hermanos y hermanas, Tagaeri, Taromenani existen y quieren vivir”; “¡Sí a la vida, no a la muerte!” Estos cantos y consignas advierten nuestra presencia en las calles y pueblos, muchas personas lo reciben con alegría, esperanza e incluso apoyan con aplausos y por el contrario otros miran desconcertados o indiferentes.

Siendo las 12:20 de la tarde Monseñor Celmo Lazzari, obispo vicario apostólico de san Miguel de Sucumbíos, nos da la acogida y bienvenida a las instalaciones de lo que antes fue el seminario del Vicariato, hoy funciona la UNAE (Universidad Nacional de Educación). La alimentación de este día nos la ofrecieron los fieles de las distintas parroquias y fueron servidas por Monseñor y sus colaboradores. Estamos agradecidos profundamente por cada uno de los detalles de sencillez y bondad. Después de haber experimentado el agua todo el día, nos aseamos y almorzamos. Resaltamos la cercanía y hospitalidad de monseñor que nos atendió con mucho esmero.

A las 16:30 realizamos el encuentro y evaluación. Iniciamos con cantos y presentación de cada uno de los integrantes del grupo. Además de la reflexión del evangelio del día, que nos invitó a dar la preeminencia a Jesús y su reino, el hermano Txarli dio las motivaciones y el objetivo de la Caminata para que todos y de manera especial los jóvenes que se integraron tengan mayor conocimiento y motivos para caminar. Con una lectura profundizamos en la espiritualidad misionera de la hermana Inés Arango, la que nos invitó a comprometernos más en esta peregrinación.

A las 18:00 salimos a la catedral en peregrinación. En el transcurso hicimos consignas que provocan interés y curiosidad de la gente de Lago Agrio, esperamos mueva a una mayor conciencia y compromiso frente al cuidado y defensa de la casa común! Hubo colaboración de parte de la policía que nos acompañó hasta llegar a la catedral. La celebración eucarística presidida por Monseñor Celmo Lazzari y otros concelebrantes, fue sencilla y emotiva. Juan Jima en la homilía nos invitó a seguir a Jesucristo al estilo de los misioneros Alejandro e Inés. Para terminar la celebración Txarli, a nombre de los 47 caminantes, y cuatro de logística, agradece a esta Iglesia hermana de Sucumbíos por su cercanía, cariño y hospitalidad.

La merienda la hacemos en los salones posteriores de la Catedral para luego ir al descanso y así al siguiente día continuar nuestra caminata Lago Agrio a El Eno, una etapa corta de 20 Km.

“¡Misioneros de la paz para defender la vida!”

 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012