MISIONES DE SEMANA

16-24 DE ABRIL-2011

alt

Una de las actividades de los amigos de Alejandro e Inés para este año 2011 era realizar misiones en los pueblos por donde pasa la caminata y junto a las celebraciones propias de este tiempo dar a conocer la vida y causa de nuestros hermanos mártires. Para ello realizamos dos reuniones previas en la casa de la CER en las que profundizamos y compartimos inquietudes, criterios y acciones para ejecutar en la medida de las circunstancias en los lugares asignados.

Salir de misiones es algo que produce en el corazón una alegría grande de vivir con los demás el misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Con anhelo y expectativa aguardaba la llegada del día sábado 16 donde todos nos congregamos en Cumbayá para luego tomar el bus correspondiente, según el sitio donde íbamos.


EXPERIENCIA EN PAPALLACTA

Es importante anotar que de Papallacta sólo conocía que había aguas termales, lo demás estaba por descubrirse. Es una población cercana a Quito, con buen servicio de buses, llena de paisajes hermosos y algo que me llamó la atención es que todas las casas cuentan con agua fría y caliente en abundancia incluso se desperdicia… no tienen conciencia de cuidarla porque están sobre muchas vertientes naturales y el costo por consumo es mínimo.

Llegué con el P. Mario Perini, sacerdote Josefino, que viene desde Baeza donde reside para celebrar cada sábado por la noche la Eucaristía, percibí en el compartir con el padre su acogida, un gran espíritu misionero, amor por este pueblo y mucho ánimo para ensayar los cantos, la catequesis y las celebraciones. También los catequistas realizan una gran labor al formar a los niños para los sacramentos.

Es un sitio marcado por el turismo, existen fuentes de trabajo para la gente allí mismo y algunos igual salen a Quito por su cercanía. Si bien es positivo sus actividades comerciales impidieron su participación en las distintas celebraciones, pues son días feriados que para ellos significa ingreso económico.

Resalto sobremanera la acogida tan cercana y generosa de la gente pues desde el primer día el padre pidió a las familias que me recibieran y así lo hicieron, fue un espacio bien aprovechado para el compartir personal con las familias. Los que sí respondieron fueron los niños, fui a la escuela y gentilmente su directora me permitió pasar por las aulas a realizar la invitación y hubo buena respuesta, con ellos se trabajo el tema de la vida, del amor y cuidado de la naturaleza y de lo que celebramos en semana Santa.

El Padre Mario celebró la Eucaristía el día jueves Santo, a continuación se realizó la hora Santa donde los presentes participaron activamente; este día también Dios me regaló la compañía de dos jóvenes que querían vivir y colaborar en la misión en un lugar distinto: Liliana Malla de Quito y Mauro Quito que vino desde Cuenca, los dos muy animados y disponibles para cuanto se ofreciera. Su presencia fue de gran ayuda pues éramos un equipo y con su aporte todas las celebraciones quedaron bien.

El día sábado sacamos tiempo para disfrutar de una caminata por tan hermosos paisajes, ante los cuales oramos alabando a Dios por sus obras maravillosas.

Por la noche fue significativa la asistencia para celebrar la resurrección, todos con ánimo alegre para celebrar que CRISTO ESTA VIVO y sigue con nosotros.

Antes de finalizar este compartir quiero dejar constancia de lo importante que es ser generosos, la gente de Papallacta lo fue, yo confío que Dios les recompensará con innumerables bendiciones pero de modo especial pido que fortalezca su fe para que sea más activa y surjan en el lugar más personas que animen la vida pastoral de su iglesia pues de muchas formas expresaron la necesidad de que se les ayude, pero creo que ellos deben animarse a dar el paso de tomar su fe con amor y comprometerse en cultivarla.

Nos queda el compromiso de recordarles en la oración y de volver en julio con la caminata de los amigos de Alejandro e Inés para seguir contagiando el amor a la vida e invitar a cuidar la hermosa tierra que Dios creó y nos regaló.

Una palabra de ánimo para quienes sientan inquietud por las misiones que recuerden que siempre hay lugares necesitados de presencia y posibilidades de ayudar. La invitación está abierta porque la idea es mantener esta colaboración como amigos de Alejandro e Inés.


VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012