VIII

Domingo, 13 de noviembre de 1977.

Por invitación del Ing. Jaime Coronel, de Cepe, marcho en comisión a Limoncocha. Conmigo viajan en el helicóptero varios personeros de Cepe, presididos por el Ing. Coronel y varios jefes militares, encabezados por el Cap. Obando.

Llegados a Limoncocha, el Ing. Jaime Coronel expone los objetivos del viaje:

1. Recibir informes de la Srta. Kelly y los dos Aucas sobre las averiguaciones hechas el miércoles pasado en el lugar del ataque.

2. Pedir nuevas instrucciones para poder continuar los trabajos del pozo Tigüino, de donde han sido evacuados los trabajadores.

La señorita Kelly, interpretando a los Aucas traídos de Tihuacno, dice que el grupo aparece como muy bravo todavía: algunos Huaorani estaban en la casa cercana, pero otros huidos en la selva. Por todos los indicios aparentes, seguirán haciendo nuevas lanzas y volverán a matar. Estaban pintados con achiote y lo tenían esparcido sobre su casa, señal de anormalidad. Por eso aconsejan retirar todos los trabajadores de esa zona y que no se vuele con helicópteros por encima de las viviendas.

Sobre el pozo Tigüino.

Examinadas todas las circunstancias: distancia, ríos que habrían de atravesarse, se piensa que no existe mayor peligro en esa zona.

Con todo, viajamos en helicóptero para inspeccionar de cerca las cosas, pero hace mal tiempo y no podemos aterrizar, volviendo a Limoncocha. Hay que hacer notar que el Huao Yate no quiso viajar.

Antes del regreso a Coca, se toman las siguientes determinaciones:


1. Cepe pide protección armada para los trabajadores de Tigüino.

2. El ILV queda encargado de intentar nuevos contactos, trayendo un familiar de los que han hecho el ataque; el Instituto pide ayuda del helicóptero para hacer el traslado de otra familia Huaorani, amenazada por el mismo grupo.

3. Se estudian las instrucciones presentadas por un servidor para los casos de emergencia y quedan en ser examinadas y completadas por el Instituto y comunicadas al Ejército y a las Compañías Petroleras.

Nuevas determinaciones en Limoncocha.

Viajo hasta Pompeya para ir a entrevistarme, en nombre de Monseñor, con los del Instituto Lingüístico, con los que no se había podido hablar serenamente, a pesar de estar deseando hacerlo ambas instituciones.

Nos reunimos en Limoncocha el Cap. Gleason, director del Instituto en Limoncocha, el Dr. Glen Turner, encargado de asuntos tribales, el P. Juan Santos Ortiz de Villalba y servidor. La charla se desenvolvió en ambiente de mutua apertura, en plan ecuménico y misional. Luego de examinar detenidamente las circunstancias del ataque de los Huaorani, sus posteriores consecuencias, la actitud de las diversas comisiones, los informes de los dos Huaorani y de la Srta. Kelly, se tomaron las siguientes determinaciones:

1. Presentar al Gobierno la solicitud de ampliación de la concesión de reserva de tierras para todos los grupos Huaorani; el Instituto, reasumiendo la solicitud presentada por la Misión Capuchina, formulará de nuevo la petición oficial al Gobierno; la presentará a la Prefectura para la firma y se procurará hacerla también firmar por la Conferencia Episcopal del Ecuador.

2. La Srta. Kelly seguirá estos días sus investigaciones. Para ayudarle le dejamos las fotos que nosotros poseemos de los Huaorani del grupo de Cahuimeno, para que nos digan si han podido intervenir ellos en la matanza.

3. Solicitamos encarecidamente a la Srta. Kelly que, después de sus investigaciones, nos dé con toda claridad su opinión sobre si es conveniente o no seguir los contactos iniciados con ese grupo; si estorba para el plan general, o no es conveniente por cualquier motivo, que nos avise con nitidez para suspender nosotros nuestros trabajos, o, de lo contrario, intensificarlos, conjuntamente con el Instituto o por separado.

Los del ILV agradecieron nuestra postura y nos dijeron que, por el momento, no tienen elementos de juicio, y que tendrían sumo gusto en comunicarnos su pensamiento después de las debidas investigaciones.

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012