SIMPOSIO DE "VIDA Y MISIÓN DE ALEJANDRO E INÉS"

2ª Crónica

Leer conferencia de Fidel Aizpurúa

Leer exposición de Moacir Goulart


altEste día ha iniciado a los 15:37 con las palabras del Hno. Jesús García presentando a Mons. Néstor Herrera, obispo emérito de Machala, que preside la mesa de panelistas. La tarea de moderadora está a cargo de la Hna. Ma. Eugenia Ramírez, RA, presidenta de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos.

Mons. Néstor Herrera, palabras de bienvenida:

“Buenas tardes a todos y todas. Yo creo que ustedes quedaron muy impresionados de todo lo que ayer nos hizo conocer el P. Miguel Ángel, lo mismo que Paola y David cuando hicieron las resonancias. Lo mismo ahora teniendo esa disposición, el P. Fidel nos hablará de un aspecto más relacionado con la misionología. El P. Fidel es un teólogo que ha hecho un estudio de la Crónica Huaorani y de las cartas de Mons. Alejandro. Y por lo menos tiene bien claro el pensamiento de Mons. Alejandro. Yo decía, hoy por la radio, que este simposio, más que celebrar la vida de Alejando y de Inés, tiene que ser una oportunidad para que en los ecuatorianos, sobre todo en los miembros de la Iglesia, se despierte y donde ya está despierta se incentive la conciencia misionera. Por que a veces nosotros hablamos bien de los misioneros, pero no nos cuestionamos o interpelamos nosotros mismos sobre la misión, que es inseparable de nuestra vida como consagrados. De tal manera que yo espero que esta conferencia y este diálogo que luego sostendremos nos ayude a profundizar en este criterio. Bienvenidos todos”

Exposición:

Sobre Misionología

Tema:“Estudio especial de la Crónica Huaorani, cartas de Alejandro sobre su pensamiento misionero”

Ponente: Fidel Aizpurúa (Capuchino, teólogo, profesor y escritor. España)

El P. Fidel ha presentado un estudio del pensamiento que Mons. Alejandro Labaka nos dejó en su Crónica Huaorani (CH). Este estudio resalta los valores misioneros y las “inversiones” que Labaka vivió. Dejando ver claramente que CH es un tratado de alta teología, elaborado en contacto directo y con la misma vida.

En esta exposición Mons. Labaka fue presentado como el “profeta de la comunión” que tiene la frescura del Evangelio y genera una nueva mística, la de optar por la persona.

Para conocer más sobre esta exposición, habrá que referirse al escrito del ponente. La duración de esta exposición fue de 60 minutos.

Panelistas

1. Moacir Goulart

(Misionero del Sagrado corazón. Misionólogo. Director Arquidiocesano de las Obras Misioneras Pontificias. Director de la Escuela Arquidiocesana para laicos misioneros.)

-Este simposio lo agradezco, por que es muy importante para no perder la memoria de los que nos precedieron en el Reino, donando su vida y regando esta tierra con su sangre. Mantener viva la memoria de los mártires latinoamericanos, es mantener viva la causa que ellos vivieron y que es la causa de Jesucristo.

-La fuente para toda teología misionera es donar siempre la vida. Y esto queda claro en lo que hicieron Alejandro e Inés. En la medida en que nos acercamos a CH nos vamos dando cuenta que Mons. Labaka entregó su vida por la misma causa de Jesús: entregar la vida, para que los demás tengan vida.

-Un mártir es una persona que ha vivido con fidelidad su fe. Una fidelidad hasta el extremo. Lo mismo podemos decir de Alejandro y de Inés. Ellos han sido los testigos fieles y han llevado su fidelidad hasta las últimas consecuencias. Alejandro es ese signo que permanece fiel hasta el fin.

-La frase del Evangelio: “Nadie tiene más amor, que aquel que da la vida por los que ama” marca totalmente de inicio a fin la CH. Por eso digo que la causa de Alejandro y de Inés trasciende la lucha por el territorio, en contra del petróleo, la lucha del exterminio de los pueblos y llega directamente a ser la causa del Evangelio.

- La CH es sólo el diario de un misionero que da la vida por las personas que ama, es una memoria muy viva de alguien que no tiene miedo en perder su vida y que nos van adentrando en un pasado reciente desde una buena visión holística para sacar lecciones para la vida misionera hoy.

- Es de resaltar que Alejandro tiene una visión holística que hoy pocos tienen. Tiene una visión de evangelización profundamente orgánica que le hace poner la vida en primer lugar.

-Vemos en CH la vida de Alejandro colocada totalmente a disposición del Evangelio, para reconocer la presencia de Jesucristo en los pueblos llamados ocultos. Él no se conforma con sólo llevar el Evangelio, sino quiere descubrir cómo las “Semillas del Verbo” y el Evangelio están ya presentes en estos pueblos.

- Alejandro también deja ver en CH cuanto ha hecho de discernimiento par evitar la inmediatez. Él no quiere de inmediato imponer el Evangelio, ni quiere imponer de inmediato la Iglesia. Él quiere descubrir las “Semillas del Verbo” y con la presencia compartir el amor de Dios. Esta búsqueda le lleva a vivir su compromiso misionero donando la vida.

- Alejandro pone la vida humana por encima de las necesidades del petróleo. Y se une a las voces, que hoy también que existen, que piden dejar el petróleo bajo tierra.

-Alejandro lleva a cabo el encuentro de Evangelio y Cultura a favor de las minorías étnicas. No asumiendo el papel de evangelizador, sino de evangelizado.

- En CH el desnudarse que vivió Alejandro deja ver que quiere salir de si, para descubrir la nueva vida de los pueblos y tener una nueva visión de la humanidad y del mundo. Vemos en él un proceso claro de descolonización de su pensamiento por el Reino.

- Contemplación, indignación, visión desde el Evangelio, ruptura, articulado: son actitudes de vida de Alejandro Labaka que forman un esquema que nos puede ayudar a leer la CH.

2. Julia Serrano

(Misionera laica de Riobamba, discípula de Mons. Leonidas Proaño. Ha vivido por 30 años en Ecuador)

Julia se presenta como una mujer misionera que vive en la sierra, al contrario de Mons. Alejandro que vivió en la selva. También como una mujer que vivió con Mons. Leonidas Proaño.

Julia presenta tres cuestiones importantes que le surgieron después de leer CH.

a) La cuestión de la fe. La fe ante todo es una revelación y es ver cómo Dios nos habla. Y así es como dice Alejandro la vive. Con la fe Jesús viene a dar la plenitud a los pueblos. Fe y Revelación forman un binomio de crecimiento. Es importante ver qué tipo de fe tuvo Alejandro? Recordando que era muy tradicional. Para Alejandro la fe eran un estilo de vida, vivía lo que penaba y sentía.

Pero, según Alejandro los waos tienen su antiguo testamento. Y ante esto, qué papel juega Jesús? Va a dar plenitud, ya que Jesucristo ya esta ahí, y en sus códigos culturales florece. Monseñor vivía desde la profundidad del Evangelio y de la Palabra. La Palabra era vida y su vida era la Palabra, por eso no tenía que hablar demasiado.

La misión no es solamente llevar la Buena Noticia. Para Alejandro es ser Buena Noticia para aquellos que acompañamos en su caminar. De aquí surgen dos cosas: la primera, la Palabra compromete e implica al ser mismo. Somos lo que decimos. Lo segundo, la credibilidad. Tenemos que vivir en coherencia de viva viendo a Dios presente en la vida de los pueblos no contactados y originarios.

En el aspecto de la inculturación, recogemos de Alejandro la importancia de aprender de la sabiduría en ejercicio de los pueblos, aprender de su cotidianidad. En las culturas hay que entrar descalzos y en silencio. Descalzos para no malograr las culturas y en silencio para aprender de ellas. Ante esto hay que ver cómo Labaka aprendió de la sabiduría operativa de los pueblos.

b) La cuestión de la esperanza operativa. Tenemos que generar las condiciones para que la gente que nos rodea pueda realizar sus sueños, para que tengan vida y la tengan en abundancia. Y esto es lo que se lee entre líneas en la CH y es lo que yo aprendo. La esperanza no es sólo esperar, es generar nueva vida. La esperanza sino es operativa es un cuento.

c) La cuestión del reino. Alejandro no habla directamente del reino, pero si habla de relaciones armónicas entre el ser supremo con el humano, entre el humano con el humano y entre el humano con la naturaleza. Y esta armonía es el reino. Hay que contribuir a esta relación armónica que nos lleva a vivir los valores del reino y a luchar por ellos. En las luchas de Alejandro contra el petróleo, contra el ILV, contra la destrucción de la Amazonía, vemos claramente que él buscaba esa armonía, que contribuyera al reino.

Tengamos presente que la sangre de los mártires nunca es estéril.

La conclusión de este segundo día, después de las preguntas del público, fue la invitación de Milagros Aguirre a visitar la exposición “Alejandro Labaka, puente entre culturas”. Tal exposición se colocó desde este día en el pasillo de acceso al auditorio. El compartir algún refrigerio y la venta de libros CICAME, nuevamente se repite. La asistencia de este día fue de 114 personas.

Néstor Wer

Cronista

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012