altLA “CRÓNICA HUAORANI”

DE ALEJANDRO LABAKA UGARTE:

RAÍCES DE UNA EVANGELIZACIÓN NUEVA

INTRODUCCIÓN

Los textos del presente volumen recogen los trabajos básicos de una Jornada Académica promovida por la Facultad de Teología del Norte de España (sede Vitoria) sobre la obra y figura de Alejandro Labaka Ugarte, primer obispo capuchino del Vicariato de Aguarico (Ecuador), en el 25 aniversario de su muerte martirial (junto a la de Inés Arango, Terciaria Capuchina colombiana). Al situarse esta Jornada en un ámbito académico, se estudió, desde cuatro perspectivas diversas, la obra de Labaka la Crónica Huaroani (en su edición de 20115).

Se puede decir, sin temor a equivocarse que la Crónica es un libro fundacional, no un libro cualquiera. Un libro fundacional es aquel que pone las bases, los fundamentos, a una experiencia humana de trascendencia y calado para el devenir histórico de una comunidad. Así es la Crónica. No imaginaba Labaka que cuando tomaba apuntes en sus viajes en la misma barca que surcaba el Yasuní (así lo vemos en algunas fotos), aquellos apuntes iban a constituir la base de actuación no solamente con las minorías indígenas, contactadas o no, sino la orientación espiritual de la misión del Coca y, de algún modo, una cierta línea de actuación social y política en esa zona del oriente ecuatoriano.

No queremos hacer comparaciones insensatas, pero, del mismo modo que el Evangelio es el libro fundacional por antonomasia para las comunidades cristianas en general, para las comunidades del oriente ecuatoriano, junto al Evangelio, se coloca también, aunque fuere en distinto nivel, la Crónica de Labaka. Tal vez pueda sonar a exageración Pero la obra de Labaka refleja el “primer acto” de la entrega por el Reino y por la persona, como lo fue en el caso de Jesús. Por eso, de algún modo, pueden equipararse.

Los autores de este volumen estudian, como decimos, cuatro grandes vertientes en la obra de Labaka: José Antonio Badiola, sacerdote diocesano en Vitoria, profesor de Biblia en su Facultad desvela el hermoso entramado bíblico que aflora y subyace a la Crónica. Fidel Aizpurúa, hermano capuchino, profesor de Biblia en la misma Facultad de Vitoria analiza la idea, verdaderamente revolucionaria por evangélica, de la misión integradora de Labaka, lo que da pie a percibir una idea nueva de misión y de Iglesia. Esta idea nueva de Iglesia queda analizada profundamente en el trabajo del sacerdote de la Diócesis de Pamplona y teólogo Guillermo Múgica. Los grandes cambios acaecidos en el pensamiento y trabajos de Alejandro Labaka son profecía de una visión distinta de la misión y de la Iglesia. Finalmente, el hermano capuchino, antropólogo, Miguel A. Cabodevilla, compañero durante tres años de Labaka, analiza su vida desde la dimensión social que el obispo capuchino ha desarrollado con todo empeño tratando de tender puentes entre las minorías étnicas y la sociedad ecuatoriana.

Los autores agradecen a CICAME su empeño en publicar estos trabajos que, de no ser por su aliento, tal vez habrían quedado en lo oculto. Pero agradecen, sobre todo, a los hermanos capuchinos que siguen trabajando en las hermosas y conflictivas tierras del oriente ecuatoriano sembrando y recogiendo las “Semillas del Verbo” de las que Labaka e Inés quedaron enamorados. Pensamos de verdad que su siembra no es inútil y que los trabajos de Alejandro Labaka e Inés, verdaderos padres de la teología latinoamericana, no han sido estériles.

Fidel Aizpurúa Donazar

Capuchino. 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012