2ª Etapa:

10 de julio 2013

Pifo - Papallacta

alt

Los caminantes nos reunimos en los patios de la parroquia de Pifo y con la bendición del párroco partimos a las 6:00 hacia Papallacta. Los Hermanos Posnovicios Capuchinos animaron la oración de la mañana e invitaron a tener en cuenta el evangelio que hace mención al llamado de los doce apóstoles por sus respectivos nombres. 

Los caminantes tomaron la antigua carretera que utilizaban los arrieros para llegar a Papallacta. En ella se han asentado varias comunas, que han nacido como producto de la restitución de tierras a los trabajadores de las haciendas que existían anteriormente. Pasamos comunidades como Mulauco y la Virginia, en donde hicimos un alto, para que los caminantes aprovechen para estirarse e ir al baño, antes de subir el páramo.

Tres hermanos llegaron hasta la gruta de la primera Virgen y debido a su limitación para avanzar al ritmo de la caminata, decidieron adelantarse en bus para ayudar al equipo de animación en la cocina. Continuamos el camino y pasamos gritando las consignas por la comuna de Cochanco. 

Ya en el páramo, se observó el hermoso paisaje de las montañas junto con la diversidad de plantas que nacían en las alturas. También se pudo notar la cantidad de basura que se arroja en algunas peñas donde pasan algunos riachuelos.

La intensidad del viento hizo que el esfuerzo de los caminantes sea doble, algunos sufrieron rápidamente una baja de presión. Ante esta debilidad física de algunos, se pudo ver el ánimo y el apoyo de los caminantes robustos de espíritu que ayudaron a los que ya no podían. 

Aproximadamente a las 11:30 estuvimos en el alto de la Virgen de Papallacta, donde el equipo de logística nos tenía un rico chocolate con pan y queso. Cuatro hermanos caminantes, que habían sufrido en el camino, se fueron a Papallacta a recuperarse, pues habían agotado sus energías.

Después de calentar nuestro estómago, continuamos el camino acompañados y custodiados por la policía. Algunos caminaban un poco rápido, otros iban a un paso no tan aligerado, debido a las molestias que habían sentido en la subida de la montaña, sin embargo todos a la entrada de Papallacta nos reunimos para entrar como equipo. A las 14:15 llegamos al pueblo, y enseguida fuimos a almorzar una deliciosa comida que nuestros hermanos Posnovicios prepararon con los víveres regalados por la gente del pueblo. Inmediatamente, después del almuerzo, los caminantes nos relajamos en las piscinas de aguas termales.

A las 17:30 nos reunimos en la iglesia de Papallacta para hacer la primera evaluación. En ella, cada caminante se presentó y expresaba a los demás las motivaciones que hicieron que estuviese ahí. Se dio una sugerencia de que fuéramos en grupo, pues mañana caminaremos por la carretera y si un caminante se atrasa o adelanta corre peligro de sufrir algún percance.

A las 18:00 empezamos la celebración eucarística con el pueblo, en la que se recogió tres puntos importantes vividos en la caminata. Primero la fe que cada caminante expresa y comunica a la gente con que se relaciona en el camino de la vida; segundo, que esta misma convicción hace que sea un constructor de paz y que denuncie las injusticias sociales que existen, especialmente con los pueblos más vulnerables, a ejemplo de Alejandro e Inés. Y, por último el anuncio misionero que cada bautizado tiene como don y tarea para proclamar que el Reino de Dios está entre nosotros y que necesita que lo integremos juntamente con el respeto de la Creación.

Hubo música después de la Eucaristía y el equipo de animación agradeció a la comunidad por la acogida que da a los caminantes. Txarly enseñó las nuevas consignas y posteriormente fuimos a cenar. Después de limpiar cada uno su vajilla, algunos prontamente fuimos a descansar para recuperar fuerzas para el siguiente día.

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012