Caminata 2015

A evangelizar con alegría, paz, justicia y vida en la Amazonía

 

“Bienaventurados aquellos que sufren en paz, pues de ti altísimo, coronados serán”

El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social.

Después de un lindo descanso, despertamos con la música de las torres del “Santuario de la Santísima Virgen del Cisne”. Antes del desayuno el Padre Guillermo, párroco de este lugar nos regaló un video documental de la historia y devoción de la Santísima Virgen del Cisne. Después del desayuno, ya para salir, nos invito a realizar una oración en el santuario de la Virgen del Cisne. Y con consignas de agradecimiento a este pueblo que generosamente nos acogió, salimos hacia el Sachas.

Al empezar nuestro caminar nos preparamos con la oración, animada por los hermanos Pablo Arce -seminarista del Vicariato Apostólico de Aguarico- y Gabriel Yamberla -post novicio capuchino-, que nos invitaron a interiorizar en el evangelio del día. Durante todo el trayecto pudimos contemplar la belleza de Dios en los distintos paisajes que la naturaleza nos regala.

Durante el camino pudimos constatar la contaminación ambiental, así como la acogida de muchas familias, con detalles sencillos y muy significativos.

Siendo la una y media llegamos a Sachas, donde nos acogieron con cariño y nos brindaron un rico refrigerio y almuerzo.

Después de un momento de descanso, a las dieciséis horas, nos reunimos en la cabaña donde iniciamos nuestra evaluación con el canto “La selva es tu mansión”. El hermano Darwin nos invitó a reflexionar en torno a tres preguntas: ¿Qué sentimientos nos invaden en este momento? ¿Cuál es la enseñanza que nos deja la Caminata? ¿Cuál es nuestro compromiso personal? .

Después de unos minutos de reflexión personal en torno a estas preguntas se hicieron las siguientes resonancias: Esta caminata nos compromete a ser un evangelio viviente, dándome a los demás con gratuidad, a tener un sentido de pertenencia, a ser menos consumista, a crear un sentido ecológico, a difundir la Caminata y a no cansarnos nunca en esta lucha por la vida.

Seguidamente nos preparamos para la merienda y luego para la Eucaristía. Nuestra jornada terminó a las ocho y media de la noche.

El creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado.

 

David Marcos Guerrero

 

 

 

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012