aleines 1

7ª Etapa

Lunes, 15 de julio de 2019

“El que pierda su vida por mí la encontrará” (del texto de Mt 10, 34-11). ¿Cuántas veces perdiste tu vida por seguir a Jesús? ¿Y cuántas veces, gracias a esto, encontraste la una alegría plena?... Esto fue parte de la reflexión que nos acompañó durante el camino de hoy, guiada por los misioneros argentinos. Así, cada caminante fue interiorizando este evangelio y reflexionando en silencio, mientras la lluvia se hacía presente una vez más al inicio del día.

Nos alejamos de la comunidad del Reventador con una lluvia muy fuerte; empezar el día completamente mojados tal vez pueda llevar al desánimo. Pero las consignas y motivaciones cantadas a una sola voz, nos recuerdan el porqué de nuestro caminar y eso basta para andar a paso firme y en fraternidad.

El día de hoy tuvo la particularidad de vivir dos grandes momentos; primero con una gran lluvia hasta la mitad de la mañana, luego el sol que se fue haciendo protagonista. Gracias a esto último, se levantó una humedad bastante fuerte, con la vía mojada. Fue la primera vez, luego de tres etapas y media, que el hermano sol se hizo presente, lo extrañábamos.

Hoy tuvimos la posibilidad de disfrutar de dos refrigerios, ofrecidos por las distintas comunidades por las que pasábamos: Simón Bolívar y en Amazonas. Agradecemos de todo corazón a los hermanos que tan amablemente nos esperaron con brazos tendidos y algo rico para alimentar el cuerpo.

Se es caminante cuando se va dejando dominar, ganar, configurar cada vez más por la meta de defender la vida y la Amazonía. Este grupo de caminantes, cada día profundiza y hace más cercana la realidad de “caminar juntos por la Amazonía”. Y al llegar a cada destino lo hacemos saber, nos hacemos escuchar y la gente lo nota, nos reciben con palmas y señas de aprobación en nuestra causa.

Llegamos cerca de las 12:30 a la capilla de Lumbaqui y dimos gracias por otra etapa finalizada. Luego nos recibieron en las instalaciones del Colegio para comer un rico almuerzo y así ir a asearnos (algunos lo hicieron en el río) y descansar. A las 17:00 tuvimos la merienda. Fue temprano, ya que las personas que cocinaban querían compartir la celebración de la Palabra que realizamos a las 19:00. Antes tuvimos la evaluación del día, en donde aprovechamos para reflexionar sobre lo realizado en el día y proponer cosas a reforzar para la siguiente etapa.

Seguimos en camino, ya a la mitad de nuestro destino final. Sigan acompañándonos con sus oraciones, ya que ésta es la que nos sostiene en los momentos donde nos cuesta más. Abrazo en Cristo.

Paz y Bien.

VisitasVisitas

Vicariato Apostólico del Aguarico - (02) 2257689 - (06) 2880501 - info@alejandroeines.org
                                          TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - 2012